Pactos y Maldiciones de los Descastados

Los Descastados son una parte importante del trasfondo de los Caballeros del Caos. Aunque aún retienen sus Ambiciones como Caballeros Iconoclastas o Infernales, estos guerreros ya no forman parte de una Casa Caída y deambulan movidos por sus propios intereses, ya sea buscando una guerra en la que combatir u obsesionados con una cruzada personal.

Los Descastados suelen ser individuos aislados y como tales son excelentes candidatos a formar parte de un Destacamento Superpesado Auxiliar. También pueden incluirse como parte de un destacamento de  Caballeros del Caos para complementar una Ambición en algún aspecto concreto; por ejemplo, puede introducirse un Aterrador especialista en cuerpo a cuerpo en una Lanza Caída formada por modelos equipados para el combate pesado a larga distancia.

En solitario, tienen la ventaja de disponer de reglas adicionales sin necesidad de completar una Lanza. La desventaja es que los Aterradores deben enfrentarse constantemente a las Maldiciones que les atormentan.

Los Descastados, o Aterradores, son un método de representar el trasfondo de tu Caballero del Caos en el campo de batalla de una partida de Warhammer 40.000. A continuación analizaremos los Pactos y Maldiciones que dan vida a estos combatientes.


PACTOS

Camino hacia la Gloria
Este Noble Caído se ha visto a sí mismo en un futuro cercano alzándose sobre una montaña de enemigos vencidos y piensa hacer realidad esa visión.
Este Descastado es un experto en abatir a los más grandes guerreros de entre sus enemigos, no sólo de sus líderes sino de sus vehículos y criaturas más colosales, contra los cuales sus ataques son precisos a todas las distancias. Los Misiles Rompeescudos de los Tiranos con este Pacto serán causa de pavor entre los personajes enemigos.

Aterradores

Carga Atronadora
Este Descastado gusta de irrumpir en cuerpo a cuerpo pisoteando y lanzando golpes en todas direcciones.
Al lanzarse al asalto, este Caballero embiste como una bestia desbocada y aplasta a sus víctimas antes incluso de efectuar sus ataques.

Vigor Demoníaco
El piloto de esta armadura se ha dejado poseer por una entidad demoníaca para mejorar sus habilidades de combate.
No es posible elegir qué habilidad de combate será mejorada por el demonio por lo que es mejor opción para modelos polivalentes capaces de aprovechar cualquier mejora, ya sea a su maniobrabilidad, a su capacidad de combate cuerpo a cuerpo o a su pericia a distancia.

Conocedor de Secretos Profanos
Algunos Caballeros del Caos han realizado oscuras cruzadas a través de la disformidad o son aconsejados por entidades demoníacas.
Este Descastado es más resistente al influjo de sus Maldiciones y a ciertas habilidades enemigas, pero lo más importante es que su sabiduría prohibida confiere a su bando un aumento de Puntos de Mando que será extremadamente útil durante la batalla.

Blindaje Galvanizado
Los fieles servidores de este Caballero han reforzado su armadura con magia demoníaca.
Los ataques de bajo factor de penetración son mucho menos eficaces contra el blindaje de este Descastado , lo que le hace más resistente a ataques de saturación y disminuye drásticamente la eficacia de ciertos ejércitos a la hora de detenerle.

Archidemonio
El ansia de este guerrero por la lucha no tiene límites y le lanza a recorrer el campo de batalla arrollando a sus enemigos de un combate a otro.
Un Descastado que puede abalanzarse al combate cuerpo a cuerpo aún fuera del turno de su jugador supone un elemento incontrolable en el campo de batalla. Los enemigos se verán obligados a mantenerse alejados de él si no quieren que se les arroje encima.


MALDICIONES

Desamparado
Exiliado, olvidado y solitario, por sus traiciones y atrocidades este Descastado se ha ganado la desconfianza incluso de su propia Casa y de todo aquel que alguna vez haya luchado a su lado.
Sus aliados rechazan ayudarle o él mismo considera que no necesita ayuda; en cualquier caso este Descastado no recibirá apoyo ni será capaz de formar parte de una estrategia. Cuando la maldición de su exilio le atormente, estará solo.

Rabia Disforme
La sed de sangre enemiga ha consumido a este Caballero del Caos y ahora es poco más que una máquina de matar.
Si este Descastado pierde el precario control que mantiene sobre sus instintos más abyectos será incapaz de pensar con claridad y sólo deseará aplastar a sus enemigos, partirlos en dos, pisotearlos, desgarrarlos y reducirlos a pulpa en un sangriento frenesí en el que podría hasta olvidarse de las armas de disparo con que está equipado. Se trata de una maldición que acarrean muchos combatientes cuerpo a cuerpo.

Lanza DecimaReactor Volátil
Tras demasiados experimentos, sobrecargas, corrupción e incluso posesiones, el corazón de este Caballero es una bomba aguardando explotar.
Su precario núcleo de plasma vuelve a la armadura de este Caballero más vulnerable a los daños. Cada golpe que traspase sus defensas puede desestabilizarlo y hacer fallar sus sistemas cada vez más.

Amnesia Disforme
La locura es el estado permanente de este Noble Caído, acosado por los constante susurros de la disformidad y atormentado por las lagunas de su memoria, su mente se desmorona poco a poco.
Este Descastado corre riesgo de extraviarse en sus desvaríos y alucinaciones, llegando al punto de olvidar quién es o contra quién está combatiendo. Cuando esta maldición le atormente caerá en una profunda desorientación y será incapaz de reaccionar a la vorágine del combate cuerpo a cuerpo, acusando golpe tras golpe hasta que logre rehacerse.

Odio Concentrado
Cuando este Descastado fija su mirada en un enemigo, es incapaz de ver más allá de él hasta que no logra destruirlo totalmente.
Este Caballero es incapaz de ver más allá del siguiente objetivo de su rabia. Cuando la furia le posee, avanza por el campo de batalla como una bestia mecánica desbocada acribillando y aplastando a todo aquel que se interpone en su camino. Debido a ello será buena idea mantenerle cerca de la clase de objetivos que se espera que aniquile, pues podría negarse a acatar órdenes más complejas.

Espíritu Máquina Rebelde
La armadura de este Caballero lleva tanto tiempo bajo el influjo del Caos que su espíritu-máquina se niega a obedecer las órdenes de un piloto débil.
Este Descastado puede sufrir la rebeldía de su propia armadura y ver que su rendimiento cae en picado aunque sus sistemas estén intactos. Se trata de un fallo transitorio pero potencialmente fatal ya que otorga al enemigo la ventaja de enfrentarse a un Caballero mermado en sus facultades tanto al disparar como al asaltar y combatir.

Esta entrada fue publicada en Archivo, Caballeros del Caos, Caballeros Imperiales, Estrategia y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s