Casas de Caballeros – Questor Mechanicus

Siguiendo con el análisis de las Casas Nobles, es el turno de los Caballeros que juraron lealtad eterna al Adeptus Mechanicus y el Tecnosacedrocio de Marte. Una vez más observaremos su estilo de combate basándonos en sus Tradiciones de Casa Noble, Rasgos de Señor de la Guerra, Reliquias y Estratagemas exclusivas.

Juramento de Lealtad Questor Mechanicus: Promesa de los Sacristanes
Las Casas del Questor Mechanicus se benefician de sus Sacristanes excelentemente entrenados y cuentan con su promesa de que mantendrán sus armaduras en condiciones óptimas de funcionamiento, lo que le permite resistir mejor los daños.
Al inicio de cada turno, los Caballeros con este Juramento ignoran una pequeña parte de los daños sufridos en combate. Puede parecer poco pero la diferencia entre un nivel de atributos y otro es una sola herida, como lo es la diferencia entre la vida y la muerte. Además puede combinarse con otros recursos y reliquias de los Questor Mechanicus como la Marca del Omnisías, mientras que los Caballeros Taranis que sobrevivan a su Hora más Oscura en la fase de combate del adversario se alzarán revigorizados cuando llegue su siguiente turno.

Escudo Raven
RAVEN

“Honor Inmaculado, Kolossi Eterno”

Rivalizando con el Colmillo de Fenris o o el mismo Palacio del Emperador en Terra, la Torre Inviolate se alza como uno de los más magníficos bastiones construidos por la humanidad. Es desde esta fortaleza desde donde la Casa Raven gobierna el mundo de Kolossi, y desde donde la élite de sus guerreros, llamada la Orden de los Camaradas, se lanza al combate junto a sus vasallos.

Luchar contra estos Caballeros es como luchar contra un torbellino de fuego y metal. Capaces de mantener su cadencia de fuego aún a máxima velocidad, los Raven se mueven alrededor de su objetivo, rehuyendo el combate cuando es aconsejable o cargando en asaltos devastadores sin dejar de martillear con sus armas de disparo. Los Camaradas son grandes combatientes y no solo pueden evitar el daño de las armas pequeñas casi con impunidad, sino que desarrollan una efectividad más allá del alcance de los Caballeros corrientes, haciendo que armas tan inestables como el Diezmador de Plasma sean mucho más fiables en sus manos.

Esta Casa es sumamente versátil y móvil. Los modelos Dominus de la Casa Raven suplen con creces su habitual falta de agilidad gracias a la pericia de sus Nobles; y sus Armiger se convierten en verdaderos relámpagos en su acoso constante. Sus diversas habilidades favorecen tanto el combate cuerpo a cuerpo como el disparo, por lo que una fuerza equilibrada puede poner al enemigo en apuros muy deprisa.

Escudo Vulker


VULKER
“Por la Gloria Dorada del Omnisías”

El mundo de Aurous IV es rico en minerales y los Vulker han sabido sacar provecho de ello durante generaciones. Secretistas y misteriosos, estos Caballeros mantienen a los extranjeros apartados de su mundo y sus asuntos, hasta que llega la hora de combatir; entonces se convierten en los más feroces aliados que cualquier fuerza del Imperio pueda desear.

Los Vulker son metódicos y eficientes hasta la obsesión y ejecutan sus protocolos de combate con la frialdad del metal en que están revestidos. Acaban con sus objetivos de uno en uno, siempre priorizando el más cercano y a menudo sembrando el terror con su falta de piedad. Los Caballeros Vulker más sobresalientes son recompensados con mejores aleaciones para sus armaduras, lo que hace a sus Señores de la Guerra resistentes incluso al fuego de cañones láser o artillería ultrapesada.

El combate a distancia es el medio natural de esta Casa. Siempre que se dejen guiar por sus Protocolos Tormenta de Fuego, pueden confiar en la saturación para aniquilar al objetivo más cercano, por lo que sus Caballeros deben ser astutos y situarse en la posición que más beneficie a este procedimiento. Si lo hacen así, podrán sobrecalentar sus armas y dar rienda suelta a su potencial mejor que otras Casas, destruyendo al ejército enemigo una unidad cada vez. Por ello, harán bien en portar suficiente potencia de fuego para erradicar sus objetivos, evitando que sean un estorbo cuando el siguiente Caballero entre en acción.

Escudo Taranis
TARANIS
“Honor a Su forja, Honor a la Primus Ordinus”

Con sede en el propio Marte, la Casa Taranis fue posiblemente la primera orden de las Casas de Caballeros; y fue un Caballero Taranis, el legendario Verticorda, quien recibió al Emperador en su primer desembarco en el Planeta Rojo. Tras sufrir casi la aniquilación durante la Herejía de Horus, el tecnosacerdocio de Marte les ayudó a rehacerse y desde entonces cada generación renueva sus votos de lealtad eterna a los cultitstas del Dios-Máquina.

Los Taranis comparten un vínculo tan fuerte con el Adeptus Mechanicus que se comportan como parte de sus ejércitos en lugar de como una Casa de Caballeros al uso. Los sistemas benditos de sus armaduras y protocolos de autoreparación les dan una oportunidad de ignorar los daños sufridos, aunque son tan vulnerables como cualquiera a las heridas más letales como las causadas por ataques psíquicos.

Esta Casa domina ampliamente todo tipo de combates, aunque suele decantarse por el disparo y las armas de alta cadencia de fuego para mejor aprovechar los favores y regalos del Adeptus Mechanicus. Su punto fuerte es su gran resistencia y capacidad para sobreponerse a los daños, llegando incluso al punto de volver a la lucha tras lo que parecía haber sido su final.

Escudo Krast
KRAST
“Aplastad a la Serpiente”

La primera Casa de Caballeros en ser redescubierta por la Gran Cruzada del Emperador, los Krast gobernaban orgullosos el bello mundo de Chrysis hasta que la herejía de Horus llevó a la traidora legión de titanes de la Legio Mortis ante sus puertas. Con su hogar reducido a un páramo sin vida, estos Caballeros han arrastrado su odio hacia los traidores al Imperio durante generaciones y se mantienen siempre alerta ante cualquier señal de actividad de sus cultos blasfemos para caer sobre ellos con toda la furia de su rencor.

Los Krast están consumidos por el odio y lo han refinado hasta el punto de convertirlo en la metódica masacre del enemigo pedazo a pedazo. Combatirles es como quedar apresado entre los engranajes de una gran máquina que giran inexorablemente hasta aplastar toda resistencia. Siglo tras siglo se han preparado para dar caza a la Legio Mortis, lo cual les ha convertido no solo en grandes expertos en cuerpo a cuerpo, sino posiblemente en los mejores destructores de otras unidades de clase titánica.

Apisonar y desgarrar en cuerpo a cuerpo es lo que da sentido a la existencia de estos Caballeros. Pocos adversarios pueden salir con vida del asalto de un Krast, no sólo aquellos de menor tamaño, sino también otros de su categoría deberían temer su determinación y su fría eficiencia en combate que les hace guerreros superiores a la media. Sus Señores de la Guerra dominan el combate a todas las distancias y saben cómo causar daños aterradores a los enemigos más gigantescos, por lo que pueden apoyar a sus compañeros a distancia mientras los modelos de corto alcance aprovechan mejor las excelencias de esta Casa.

Esta entrada fue publicada en Archivo, Caballeros Imperiales, Estrategia. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s